RAMANZZINI (1).png

El pasado 5 de diciembre ocurrió un terrible evento en la capital de la República Dominicana. Sucedió una explosión en la empresa PolyPlas. Por el momento, todavía se sigue investigando el caso, por lo que no pretendo entrar en detalles técnicos de las posibles razones del terrible y lamentable suceso.

En mi entrada sobre Datos de Carne y Hueso, hablaba de ¿por qué la insistencia en el tema de la Seguridad? y es que desgraciadamente, hasta que no hay fatalidades y pérdidas económicas, la mayoría de las personas piensan que la Seguridad no es más que una actividad que se hace por “cumplimiento” y que solo es un “gasto”.

Hace unas semanas una amiga me preguntaba que ¿hasta cuándo? pensaba seguir con este blog, pues tenía unos días sin subir entradas. Evidentemente esa amiga era yo, pues por ratos me entra la naturaleza humana en la que la pereza y la duda te hacen pensar demás las cosas. Pero ayer recibí un mensaje que de inmediato me hizo darle una respuesta a mi subconsciente. Citaré el mensaje de whatsapp “La gente estaban normal… grabando, relajando @Carmen Minor el mundo necesita que tu blog siga hablando de seguridad y protocolos, etc… la gente no sabía como qué hacer😭”.

Realmente, no sabían qué hacer. En los videos que andan en las redes puedes comprobar como las personas preferían transmitir lo que pasaba. Veían el humo y se quedaban. Anda un video de una empleada (de la cual no sé el estado) grabando dentro de la empresa. No me interesa juzgar a la empresa, pues quizás ellos sí tenían protocolos, incluso quizás han realizado simulacros, pero el tema cultura preventiva va más allá. El problema de la adicción a transmitir lo que pasa parece que será la nueva causa #1 de muertes evitables😔.

Entonces, el ¿hasta cuándo? tiene una bifurcación, pero que al final se responde de la misma forma: ¿hasta cuándo las personas continuarán ignorando la gravedad de situaciones que ponen en peligro su vida?  y ¿hasta cuándo seguiré escribiendo en este blog (y en donde sea que pueda)?

Hasta que la gente sepa qué hacer. Nos quejamos de la actitud de la población en general. Pero ¿qué podemos hacer para que esto cambie?

Podemos tratar de pasar del escalón de la pena o de la crítica hacia un escalón más alto, el escalón de la acción. Si escribir no es lo tuyo, quizás dar retweet a imágenes de seguridad es algo, quizás compartir un artículo, quizás ser voluntario de la defensa civil, sino conseguir gente que también esté interesada en sensibilizar a la población, quizás ponerse al servicio de la alcaldía para capacitar a las personas, quizás las acciones externas no son lo tuyo, quizás tan solo con autoevaluar tus acciones es más que suficiente, quizás con asegurarte de que no dejaste ese recipiente con agua cerca de una fuente de electricidad, quizás esperarte en ese semáforo, quizás dejar de querer ser el más tiguere, quizás haciendo más caso a los protocolos de seguridad. Y si eres encargado de seguridad en una empresa, quizás dando la milla extra, por que quizás un montón de papeles no son suficientes.

Si te interesa subir al escalón de la acción escribeme a: carmenminor.st@gmail.com (en contacto puedes escribirme directamente).